Ruta 158 y Francisco Muñíz. Río Cuarto. Argentina.

Blog

Un viaje con resultados sorprendentes.

Taruchas, tarus, dientudos u Hoplias, son las diferentes formas de denominar a esta especie que día a día llama la atención de muchos pescadores con mosca. El año pasado salimos a Ucacha a experimentar la pesca de este pez y realmente fue increíble.
Salí rumbo a Santa Fe de la Vera Cruz capital de la hermosa provincia litoraleña. La idea era hacer una salida de un día a las taruchas en los arroyos y lagunas del Paraná. Las noticias no eran muy buenas, Carlos quien amablemente me programo la salida con Mauricio, guía de Santo Tome, me comento sobre el bajo caudal de los ríos, esto complicaba la navegación, pero como buen pescador decidí realizar el viaje.


Por la mañana llegue al club náutico de Santo Tome, lindero a la capitán santafecina,  allí me esperaba Mauricio. Cuando observe el embarcadero pude darme cuenta del bajo nivel de agua del rio. Mi guía ya tenía todo listo en la embarcación por lo que rápidamente salimos al Rio Coronda y luego a los riachos de la zona. El paisaje que brinda el Paraná en vegetación,   fauna y las diferentes especies ictícolas hacen de este lugar único en el mundo.

Mauricio me solicito que le comentara respecto a la metodología de la pesca con mosca por lo que me senté a explicarle detalladamente; las moscas, los lideres, nudos, equipos y forma de pesca en el rio, por lo que pasamos por algunos palos y correderas para identificar las zonas de posibles piques.

Tras la explicación pudimos detectar unas lagunitas y correderas donde podíamos alterar algunas Hoplias, por lo que rápidamente nos acercamos a la orilla y caminamos. Tras la elección de la mosca hicimos los primeros cast en un arroyo. Los piques no se hicieron esperar, los peces activos como nunca. Mauricio se encontraba sorprendido por lo voraz que se pone esta especie con la mosca.

Luego de obtener unas capturas salimos para otro lugar, una laguna donde posiblemente encontraríamos algunas más grandes. Promesa de Mauricio que no se hizo esperar, primer cast y ya la taru prendida en la mosca. La explosión del agua es maravillosa, las mojarras vuelan por el aire tras el ataque voraz.

Al medio día paramos a comer en un puesto, asadito de por medio y unas charlas con Mauricio.

Por la tarde, la actividad fue diferente, iniciamos por unos arroyos donde las taruchas estaban aplacadas por la cantidad de palometas. Rápidamente volvimos a las lagunas. La pesca fue igual que la mañana.

Equipo Utilizados: Caña Fenwick Eagle Nº8, Línea Rio Dorado y Moscas para Dorados en anzuelo 2/0.

Tambien te puede interesar

Productos destacados